Foto Diario Tortuga

La marcha del orgullo organizada por el colectivo «Noviembre Diverso» se realizó en Alta Gracia con una gran convocatoria. Hubo artistas, espacios de encuentros, charlas y muchas actividades durante los días previos.

El documento final que se leyó al cierre del festival engloba todo lo que la comunidad LGTBQ+ viene reclamando y visibilizando a lo largo de estos años. Políticas claras antidiscriminatorias a largo plazo, acceso a la salud, cupos laborales para la comunidad, entre otros.

DOCUMENTO COMPLETO

Bienvenides al festival de cierre de la Marcha del Orgullo 2022.

La segunda “Marcha del Orgullo por la Diversidad en Alta Gracia”, la marcha de quienes transgreden la hegemonía del sistema hetero cis patriarcal.

Estamos acá para visibilizar nuestras luchas, para decirle a la sociedad que existimos y estamos orgulloses de ser quienes somos.

“Noviembre Diverso” es un espacio abierto, disidente y multidisciplinario que busca unificarnos par visibilizar los derechos de la comunidad LGBTIQ+, dejando de lado las diferencias que nos separan y celebrando las diferencias que nos fortalecen.

Surge desde la necesidad de gestionar y difundir la cultura disidente en la ciudad de Alta Gracia, generando instancias de encuentro y participación colectiva y promoviendo el trabajo de artistas locales y diverses.

Hoy nos encontramos en las calles para reconocernos, siendo conscientes de que todavía hay mucha gente que no tiene la posibilidad de estar acá. Sabemos que cuesta salir y visibilizarse dentro de una sociedad conservadora y LGBT odiante.

Pero ante el odio y la discriminación respondemos con orgullo.

Por todo esto creemos que no hay orgullo sin Ley Integral Trans:

El proyecto de Ley Integral Trans es una iniciativa que procura que se garantice la inclusión social y los derechos en igualdad de condiciones para la población trans, teniendo en cuenta las leyes ya conquistadas como la Ley de Identidad de Género y la del Matrimonio Igualitario. Asegurar a las personas trans el ejercicio pleno y en condiciones de igualdad de sus derechos y libertades, promoviendo el respeto de su dignidad, buscando lograr la integración social a nivel cultural, económico – liberal, en el ámbito de la salud y la educación, así como en cualquier ámbito de la vida cotidiana.

No hay orgullo sin Ley antidiscriminatoria nacional:

La Ley garantiza y promueve la plena vigencia del principio de igualdad; previene la discriminación en todas sus formas, a través de la implementación y del desarrollo de políticas públicas inclusivas, y de acciones afirmativas que promuevan la igualdad de oportunidades, y fomenten el respeto a la diversidad y a la dignidad inherente de cada ser humano.

No hay orgullo sin Lenguaje Inclusivo:

Por mucho tiempo sostuvimos un lenguaje machista, sexista y homofóbioco, que ya no estamos dispuestos a sostener. El lenguaje lo construimos entre todes y no vamos a permitir que nadie coarte nuestro derecho a expresarnos libremente.

No hay orgullo sin Acceso a la Salud Integral:

Un sistema de salud aún conservador, biologicista y patologizante de los cuerpos no hegemónicos, sumado a la presencia de trabajadorxs administrativos que no respetan los pronombres o el nombre con el que se percibe una persona, deja afuera a muches que por temor o incomodidad, no se acercan a los centros de salud, tanto a realizarse controles rutinarios, atender alguna dolencia o realizar tratamientos hormonales. La no integridad de la atención, además, debe tener en cuenta las condiciones y el contexto en el que se vive.

No hay orgullo sin Inclusión Laboral Trans Travesti No Binarie:

Exigimos la implementación plena de la Ley Nacional 27636 en todo el territorio nacional. A la vez que exigimos el debate y tratamiento del proyecto de ordenanza de inclusión laboral trans travesti no binarie en la ciudad de Alta Gracia.

No hay orgullo sin respuesta del Estado al odio reiterado:

Una y otra vez se ha repuesto la bandera del mástil, una y otra vez ha sido retirada de su lugar, así como también nos hemos visto amenazades y violentades por los estigmas LGBT odiantes de gran parte de esta ciudad conservadora.

Exigimos a la Municipalidad de Alta Gracia respuestas claras a estos actos de violencia y una reparación urgente para este colectivo. Necesitamos políticas públicas de real inclusión a largo plazo y acciones visibles de concientización y promoción de la no discriminación. Estamos acá para quedarnos, queremos poder salir a la calle sin miedo de ser juzgades y seguir expandiendo la cultura disidente. Ninguno de estos actos harán que nos echemos para atrás. ¡El orgullo sigue intacto!

No hay orgullo sin Educación Sexual Integral:

Que se garantice el derecho a recibir Educación Sexual Integra en todos los establecimientos educativos del país, de gestión estatal y privada, en todos los niveles y modalidades.

No hay orgullo sin Diversidad Funcional y Neurodiversidad:

La discapacidad es la que la sociedad impone sobre nuestros cuerpos y nuestros modos de vincularnos. No generar políticas reales de inclusión y acceso pleno a todos los derechos humanos nos incapacita.

Todes somos diverses tanto física como intelectualmente, es por eso que debemos promover el acceso igualitario a la gestión del placer y el goce, la no discriminación, el aprendizaje de formas de comunicarnos inclusivas, el acceso arquitectónico y urbanístico y la actualización de los pagos de las prestaciones de salud correspondientes.

También el acceso al trabajo, la participación política, mediática y representativa de los colectivos de discas y neurodiverses.

No hay orgullo sin plena implementación de la Ley 27675 Nacional de Respuesta Integral al VIH, hepatitis, virales, ITS y tuberculosis.

No hay orgullo sin Tehuel.

No hay orgullo sin derechos laborales para les trabajadores sexuales.

No hay orgullo sin el activismo gordo.

No hay orgullo sin activismo intersex.

Y no hay orgullo sin infancias libres porque la libertad nos aleja del odio propio, la libertad nos fortalece.

Ante el odio y la discriminación respondemos con orgullo.