Tanto el 3 de junio como el 8 de marzo, se han convertido en fechas clave para la lucha por los derechos de las mujeres en el país. En lo que va del año, en Córdoba han muerto nueve mujeres por femicidios. En la región, donde antes era una fecha conmemorada, este año fue invadida por un abrumador silencio: ni pequeños actos conmemorativos, ni marchas, ni siquiera posteos en redes sociales de organizaciones e instituciones.

Hace ocho años, el 3 de junio se convirtió en un hito trascendental en la lucha contra los femicidios en América Latina. En esa fecha, miles de mujeres marcharon por las calles de Buenos Aires hasta el Congreso de la Nación Argentina, coreando el grito unificado de «Ni Una Menos».

ni una menos 2015 buenos aires - #NiUnaMenos, un grito que se volvió silencioso

El impacto de aquel día histórico se extendió más allá de las fronteras argentinas, brindando un impulso sin precedentes a los movimientos feministas en diversos países, provincias y localidades de la región. Tanto el 3 de junio como el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se han convertido en fechas clave para la lucha por los derechos de las mujeres en el país.

A nivel regional, este año se celebró en Alta Gracia una marcha durante el #8M, convocante y emotiva, por supuesto, pero no multitudinaria como en otros años.

En esa línea, el 25 de noviembre de 2022,  Día Internacional de la Lucha contra la Violencia hacia la Mujer, fue conmemorado en la ciudad por un escueto grupo de mujeres, pertenecientes a distintas organizaciones e instituciones. Allí, se inauguró un banco rojo en Plaza Solares.

Y este año, en una fecha trascendental contra la eliminación de la violencia contra la mujer, y ya con 9 víctimas de femicidios en Córdoba en lo que va del año, el grito de Ni Una Menos fue silencioso. Ni actos conmemorativos, por pequeños que sean, ni pronunciamientos en redes sociales por parte de las organizaciones referentes del movimiento feminista en la región. Silencio.