El fiscal de Violencia Familiar quiere conocer cuál es el estado de salud de los niños para saber si también tienen estupefacientes en sangre. Los detalles, en la nota.

La fiscalía de Violencia Familiar, a cargo de Pablo Cuenca Tagle, decidió dar intervención a la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) en el caso del niño de nueve años intoxicado por consumo de cocaína que debió ser internado el domingo por la noche en el Hospital Eva Perón.

A la vez, explicó que “En el día de la fecha se ha allanado el domicilio de los progenitores. Asimismo se han trasladado a los restantes hermanos del menor internado al Polo de la Mujer a los efectos de constatar el estado de salud y si tienen tóxicos en sangre”, informó el fiscal.

Por otro lado, sostuvo que se encuentra aguardando los resultados de las pericias y los informes sociales “a los efectos de poder disponer imponer imputaciones y finalmente cabe destacar, y es muy relevante, que el menor se encuentra fuera de peligro”, señaló Cuenca Tagle.

Fuente: Cba24n