Foto: eldoce.tv

El hecho sucedió en Valle del Golf, en Malagueño, camino a Falda del Carmen. Los delincuentes accedieron a través de un boquete en un alambrado. Se robaron celulares, computadoras, tablets y materiales de trabajo de dos familias.

En la madrugada de este jueves, un grupo comando ejecutó un doble asalto en el interior de un country ubicado en jurisdicción de Malagueño, camino a Falda del Carmen. De manera simultánea, dos familias padecieron un despertar de pesadilla a manos de los delincuentes.

Hasta ahora no hubo ninguna información oficial por parte de la Policía, pero a través de distintas fuentes, se logró acceder a detalles de un caso que generó alto impacto, por la logística empleada por los ladrones para ingresar en el country Valle del Golf, según informó Cadena 3.

La forma de operar

Minutos antes de la medianoche del domingo, tras cortar un sector del alambrado perimetral que da hacia un descampado, los delincuentes accedieron a la casa más próxima, ubicada en la manzana 16.

En esa casa descansaba una joven pareja, que, a punta de pistola fue reducida y amordazada. Con el total dominio del interior, los ladrones robaron dos notebooks, varias joyas, dos celulares iPhone 13, ropa y dinero, entre otros objetos de valor.  Además, golpearon a las víctimas. Se trata del segundo robo que esta pareja sufre en ese domicilio en poco más de dos meses, de acuerdo a lo publicado por el mismo medio.

De manera simultánea, otra parte de la banda ingresó en otra vivienda ubicada a sólo 70 metros de la primera, en la manzana 19 del country. Allí, tres encapuchados despertaron a un matrimonio, al que también amordazaron.

Los ladrones se llevaron dos celulares, alianzas, computadoras, tablets, un reloj e instrumental de trabajo, entre otros elementos que las víctimas ya lograron describir en la primera denuncia.

Para huir, cargaron todo en una camioneta Renault Alaskan blanca, que también robaron. El grupo comando desapareció por un portón ubicado cerca del perímetro que habían cortado.

Además trascendió que en uno de los domicilios, uno de los ladrones se cortó una mano, pese a que llevaba guante, por lo que dejó un rastro de sangre que ahora será peritado para buscar un patrón genético.

Fuente: Carlos Paz Vivo