Por La Voz del Interior. La Asociación Con Voz propone un curso de cuatro módulos para adquirir herramientas para poder acompañar a personas sobrevivientes de este delito. Con una modalidad virtual y un encuentro presencial, abordarán conceptos teóricos sobre el abuso, herramientas psicológicas y legales para el acompañamiento.

Cómo podemos acompañar a una mujer que fue víctima de abuso sexual en su infancia?, es la pregunta que pretenden responder desde la Asociación Con Voz, por una vida sin violencias a través de una capacitación que lanzan en septiembre abierta a todo público.

«El Abuso Sexual en las Infancias es una problemática social que vulnera los derechos de lxs mas chicxs (sic) por eso es importante la obtencion de herramientas para acompañarnos y resignificar historias», indican desde la organización que ya cuenta con 29 años de experiencia en el acompañamiento a mujeres víctimas de distintas violencias.

La capacitación se realiza a través de cuatro módulos virtuales y un foro presencial, con una carga horaria total de 20 horas reloj. En el primer módulo se presentarán conceptos teóricos referidos al abuso sexual en la infancia (ASI), en el segundo la psicóloga Paula Vallejo Vitar hablará sobre el proceso de recuperación y sus fases. En el tercer módulo Lucrecia Petrazzini va a considerar los medios para sanar y de recuperación para construir un nuevo proyecto de vida. Por último, en el cuarto módulo la abogada Yamilé Dip va a trabajar en el abordaje legal de como hacer la denuncia, qué denunciar y cómo considerar el tiempo transcurrido entre la denuncia y el abuso.


«Desde la Asociación Con Voz les ofrecemos nuestra experiecnia en el acompañamiento. Las mujeres podemos cuidarnos entre nosotres en un abrazo sororo para acompañarnos, recuperarnos y armar un nuevo proyecto de vida», dijo la fundadora de Con Voz, Ruth Ahrensburg.

Por qué es importante

Según los datos relevados a partir de los llamados al 0800-222-1717, el 53% de los abusos sexuales en la infancia ocurren en el hogar de la víctima. Además, en el 47% las víctimas tienen entre 6 y 12 años, el 28% entre cero y cinco años y el 25% entre 13 y 17 años. Además, en un 75% de los casos el agresor es un familiar del niño, niña o adolescente.

«Las mujeres sorbrevivientes han sido valientes por haber podido sobreponerse ante una situación de abuso sexual por quienes amaban o en quienes confiaban. Cuando están acompañadas, pueden honrarse reconociendo sus logros y posibilidades desde su infancia hasta el presente», indican desde Con Voz.

Luego agregan: «Reconocer nuestras propias creencias y la de lxs otrxs (sic), nos permite construir nuevas miradas y aprendizajes sobre los cuerpos de las niñas, hoy cuerpos feminizados».

Para incripciones y más datos sobre la capacitación escribir a: formacionconvoz@convoz.org