Foto: El Resaltador

El ex centro clandestino de detención, que ahora funciona como Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos pasaría a la provincia, en caso de aprobarse el proyecto en la Cámara Baja.

La Cámara de Diputados avanza con el proyecto para el traspaso dominial del predio de La Perla a la provincia de Córdoba. Se trata del terreno de unas 5 hectáreas donde operó uno de los principales centros clandestinos de detención durante la última dictadura cívico-militar, que luego fue transformado en Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos. 

El texto obtuvo dictamen favorable este martes en la Comisión de Presupuesto y Hacienda y se espera su votación en el recinto. También cuenta con dictamen favorable de parte de la Comisión de Legislación General.

Lo que se espera es que el proyecto reciba hoy su aprobación en el recinto de la Cámara baja, en lo que podría ser la última sesión del año.

Vale recordar que la Provincia espera hace 15 años que se concrete este proyecto. El convenio original para el traspaso de La Perla se anunció por primera vez en el acto por el 31° aniversario del golpe, el 24 de marzo de 2007, con el presidente Néstor Kirchner. Allí, el exmandatario dio el primer paso, pero aún restaba concluir cuestiones legislativas.

«Después de 15 años de aquella firma de convenio con el expresidente Néstor Kirchner para ceder a la Provincia ese sitio de la Memoria, hoy hemos concluido la cuestión legislativa. Vamos a solicitar el tratamiento preferencial para la próxima sesión en la cámara baja», anunció el diputado cordobés Carlos Gutiérrez.

En el ex centro clandestino, que fue el más grande que hubo en todo el interior del país, se constuirá un espacio para la memoria y la promoción de los derechos humanos.

«Este logro habla de la coherente y persistente política de Derechos Humanos de Córdoba que no ha permitido que nadie se apropie en particular de esa construcción de consenso en torno al Nunca Más, y que posibilita que a través de fuerzas vivas y dinámicas como lo es el Espacio para la Memoria de La Perla se transmita esta enseñanza a las nuevas generaciones. Porque toda generación que no tenga la oportunidad de conocer la tragedia que vivieron sus antecesores está propensa al peligro de volver a cometerla», sostuvo Gutierrez.

Fuente: El Resaltador