Foto Todos x Nuestros Arroyos

En los últimos días el bloque de Alta Gracia Crece puso en evidencia el trabajo del country para tomar agua cruda del acueducto que abastece la ciudad de Alta Gracia y potabilizarla a través de un sistema propio. El expediente sobre las autorizaciones de esta obra estuvo «desaparecido» por semanas. Ahora «apareció» y se pueden observar una serie de irregularidades.

Por Diario Tortuga- Pasaron casi dos meses para que el bloque de Alta Gracia Crece (AGC) pudiera tener en sus manos un informe que es de acceso público.

Tras el análisis del expediente, para el concejal opositor Marcelo Jean, la obra parte del error de que quien aprobó el proyecto fue la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia, y no el Municipio.

Según aseguró el radical, esto va en contra del convenio firmado el 6 de junio de 2000 por representantes de la administración provincial, la municipal y por la Cooperativa de Obras Sanitarias de Alta Gracia (Cosag).

MÁS INFORMACIÓN: Piden informes sobre obras de agua del country Potrerillo de Larreta

En el año 2000 como ciudad adquirimos los derechos en una firma que hace José Manuel De la Sota, con el intendente de ese momento (Nolberto) Chiche Gutiérrez, que nos da la autonomía y el derecho total desde la captación, la conducción, la potabilización y la comercialización del agua potable”, resumió el concejal.

El arquitecto (Marcos) Moreira, siendo Director de Obras Públicas en ese momento, en 2017 o 2018, da distintas autorizaciones para el uso del suelo y le cobran al Potrerillo por el uso del suelo”, amplió Jean sobre las autorizaciones de obra.

En este sentido, criticó que Moreira haya desconocido el convenio mencionado, sobre la potestad sobre la conducción y comercialización del agua potable. El opositor insistió en que la Municipalidad debe ejercer con autonomía sus atribuciones para gestionar y administrar el servicio de agua potable.

También apuntó a Héctor Juan Bupo, ex secretario de Obras Públicas de Alta Gracia de la gestión de Hacemos por Córdoba, que pone la firma en algunos planos del proyecto.

En síntesis, para AGC es un error que el Municipio sólo haya dado autorización para uso del suelo, ya que debería haber aprobado la construcción de un acueducto de semejantes características.

DUDAS SOBRE LA AUTORIZACIÓN

Además de las inconsistencias e incumplimientos del convenio del 2000, Marcelo Jean cuestionó las demoras de la Secretaría de Obras Públicas de Marcos Moreira para derivar el expediente y control de obra a la Secretaría de Servicios Públicos que encabeza Pablo Ortiz.

Lo más grave es lo que hizo el arquitecto Moreira de autorizar y llevar a cabo esa obra, que llevó casi un año y tendría que haber sido inspeccionada por Pablo Ortiz”, apuntó el radical.

Cabe recordar que la obra va desde Potrerillo de Larreta hasta el puente del Ancla, y que faltan solamente 300 metros para su culminación según la estimación de la oposición.

Jean recordó que Pablo Ortiz asumió hace más de dos años en la cartera, y que el hecho de que el expediente le haya llegado recién en noviembre de 2022, genera dudas.

Ortiz y Ennio Mazzini (presidente de la Cosag) desconocían la obra. Ortiz paraliza los trabajos hasta completar los requisitos, que el más importante es la autorización municipal que fue ignorada por Bupo y Moreira”, planteó.

Pero además del paso a Servicios Públicos, el edil de AGC puso en discusión que la obra debería haber sido aprobada por el Concejo Deliberante.

Para ello citó el punto 11 del artículo 79 de la Carta Orgánica Municipal que, expresa que una de las atribuciones del legislativo local es “autorizar concesiones o permisos de uso de los bienes del dominio público municipal”.

Por último, el legislador local pidió: “Potrerillo de Larreta tiene que tener agua potable como cualquier vecino. Le pedimos al Intendente (por Marcos Torres Lima) que paralice esto, y que con la misma cañería llevemos agua potable a los barrios que necesitan, y que esta sea comercializada, como tiene que ser, por la Cosag

MÁS INFORMACIÓN: La apropiación del agua del arroyo por parte de un country, otra vez en el ojo de la tormenta

PRESTADOR

El último incidente que se conoció en el expediente, es la resolución de la Secretaría de Servicios Públicos de Alta Gracia, que resolvió que Potrerillo se abstenga de intervenir el acueducto hasta tanto se hayan cumplimentado los requerimientos de la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia.

Entre los pedidos, el Municipio solicita que se finalicen las obras de sala de bombeo, cisterna, planta potabilizadora y se defina “el prestador del servicio”.

Frente a ello, uno de los documentos que llamó la atención dentro del expediente, es la cédula de notificación del año 2017 de la Secretaría de Recursos Hídricos a Potrerillo de Larreta.

En ella, se plantea que la Cooperativa de Trabajo de Obras Sanitarias de Alta Gracia (Cosag) debería presentar nota en original en donde “se compromete a asumir la operación y mantenimiento de la planta y la prestación del servicio en general”.

Caso contrario, Potrerillo de Larreta deberá constituirse en prestador. O sea, sino es la Cosag, se le da vía libre al country.

Quieren llevar agua cruda, hacer una planta potabilizadora, anotarse como prestadores de servicio y comercializar el agua dentro de Potrerillo y alrededores. Todo ignorando los derechos que habíamos adquirido en ese convenio con la Provincia”, avisó Jean cuando este medio consultó por la situación.

Para el edil radical, esa posibilidad abre un abanico de situaciones que no sólo implican la posibilidad de comercializar el agua potable.

EN FAMILIA

Entre una carta documento, los informes de avance de obra, y un acta de constatación de la Secretaría General, el expediente presenta planos y un recorrido desde diciembre de 2017, cuando el presidente de “El Potrerillo de Larreta CCSA”, Alejandro Zuberbuler, solicitó autorización para el uso de la vía pública al Municipio para la construcción de la obra de conducción.

En la solicitud, Zuberbuhler comunica que la dirección técnica de la obra estaría a cargo del ingeniero civil Matías Bupo que, al momento de la publicación de este artículo, figuraba como Secretario de Obras Públicas de Villa General Belgrano, gestión que lleva adelante Oscar Santarelli de Hacemos por Córdoba.

Santarelli, fue Ministro de Obras y Servicios Públicos, cargo que también ostentó durante muchos años el altagraciense Hugo Testa. Testa compartió Ministerio con el actual Intendente de Villa General Belgrano, y lo reemplazó al frente de la cartera. Quizás por casualidad, los nombres se repiten.

Por su parte Matías Bupo, mantiene un parentesco con Héctor Bupo, a quien Jean señaló porque además de haber estado en funciones públicas en el Municipio y en la Provincia (junto a Testa), aparece en el expediente como responsable del proyecto y la dirección técnica del acueducto.