Legislador Daniel Passerini (Foto La Nueva Mañana)

Cadena 3– El presidente del Concejo Deliberante y viceintentende de Córdoba respaldó el proyecto que busca reducir una hora la jornada laboral de municipales y con esto bajar un 10% los salarios.

El presidente del Concejo Deliberante y viceintendente de la Ciudad de Córdoba Daniel Passerini defendió el proyecto de ordenanza que pretende reducir la cantidad de horas de los empleados municipales y con ello bajar el salario de los mismos, y sostuvo que si no lo hacen “no hay forma de afrontar el pago de sueldos”.

En diálogo con Cadena 3 manifestó que la propuesta del oficialismo busca hacer frente a la crisis provocada por la pandemia que afectó también a las arcas municipales con la baja recaudación y por ello necesitan reducir una hora la carga laboral de los empleados municipales con la consecuente disminución de los haberes.

Cabe recordar que los empleados municipales tienen una jornada laboral de siete horas diarias, por lo que pasarían a trabajar seis. Es decir que pasarán de un total de 35 horas semanales a 30, con el consecuente impacto en sus sueldos.

“El proyecto ya ingresó y fue remitido a cada uno de los bloques para tratar en una sesión especial, cuyo único tema será esta ordenanza que hace referencia a las consecuencias de la pandemia y de la cuarentena”, explicó.

En este marco sostuvo que tanto Provincia, Municipalidad y Nación decidieron priorizar la salud y cuidar la vida, lo que generó “consecuencias económicas y sociales que semana a semana se van profundizando”.

“Hacemos esfuerzos para que esas consecuencias impacten lo menos posible en los sectores vulnerables, pero cada vez son más y eso impacta en la recaudación provincial y municipal. El municipio se nutre de las tasas y de lo que recibe de coparticipación y en abril la actividad fue nula y eso genera dificultad para pagar mayo”, advirtió.

El viceintendente recordó que para afrontar los gastos salariales de abril se tomaron medidas como la reducción en los sueldos de concejales, tribunos de cuenta y funcionarios, pero señaló que estas medidas no alcanzaron. «Por eso se tomó esta decisión de la reducción de una hora de trabajo con la consecuencia disminución del pago de esa hora”, argumentó.

No obstante, aclaró que la medida exceptúa al personal de salud y de educación.

“Nosotros no tomamos medidas especulativamente, son decisiones en función de la consecuencia de la pandemia y nadie puede determinar hasta cuándo se va a prorrogar”, expresó y dejó entrever que no tienen precisiones sobre el tiempo que extenderán este ajuste.

“Esta medida que agregamos ahora tiene que ver con la profundización de la crisis en el marco de la pandemia, que tiene consecuencias económicas y sociales gravísimas y donde nadie puede determinar cuánto va a durar”, amplió.

No podemos decir que esto sea permanente o transitorio porque sería irresponsable, pero sí es una medida necesaria e indispensable para que el municipio pueda garantizar los pagos hasta fin de mes

“Hoy, mucha gente no trabaja por condiciones de salud y restricciones y otra está trabajando muchísimo y tienen que cobrar el sueldo a fin de mes y es complicado pagar si no tomamos medidas”, alertó.

Por otra parte, subrayó que están cubriendo, además, los gastos en insumos de salud en dispensarios y centros médicos, donde la demanda se ha incrementado considerablemente.

“Cuando termine el problema sanitario, las consecuencias económicas van a tardar muchos meses en normalizarse y nadie sabe cómo volver a producir y pagar sus obligaciones, por eso esto va a generar más medidas hacia adelante”, apuntó.

En cuanto al ahorro que significará esto en las arcas municipales, adelantó que “en principio el cálculo es que impacta en un 10% de la masa salarial total, que son más de 1.600 millones de pesos” y anticipó que, junto a esta ordenanza, el intendente ratificará su decisión política de bajar el sueldo de funcionarios del Ejecutivo.

“En el primer decreto, esta medida era por un mes y hasta el rango de secretarios y ahora va a extender ese recorte en la dieta hasta el rango jerárquico de menor categoría en un nivel proporcional al descuento que van a sufrir los trabajadores a quienes se les descuente una hora”, detalló.

Passerini también se refirió al nivel de conflictividad que puede generar este ajuste con el Suoem, pero enfatizó que “no hay peor conflictividad que llegar a fin de mes y no pagar los sueldos”.

Estamos preparados para afrontar la responsabilidad de gobernar la ciudad en un conflicto sin precedentes. La realidad nos indica que tenemos que hacer esto para cumplir con los trabajadores porque tenemos la responsabilidad de gobernar

“Esto es lo que podemos hacer y debemos hacer si no, no hay forma de que el municipio afronte el pago de los sueldos”, concluyó.