Por Carlos Paz Vivo. Cansado de los episodios delictivos, este sábado a la tarde los vecinos de Villa San Nicolás salieron a la calle y reclamaron ante las autoridades policiales que vienen sufriendo una serie de robos desde que comenzó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Según señalaron los manifestantes, unos 100 autos se sumaron al bocinazo por las calles de la localidad y terminaron frente a las instalaciones de la Comisaría, donde entregaron una carta exponiendo la situación.

La decisión fue consecuencia de los últimos dos episodios ocurridos en la noche de este viernes; uno de ellos sufrido por una familia a la que amenazaron con armas de fuego.

Benedicto, uno de los manifestantes, contó a Carlos Paz Vivo! que “hace más de un mes y medio que venimos con robos y ya no se puede más. Sabemos que estamos en cuarentena y que no nos podemos juntar; pero la gente dijo basta porque no tenemos seguridad”.

El hombre dijo que “a la noche no patrulla nadie. Hay un solo móvil; pero a veces lo llamamos y está en Malagueño. El problema es que más allá del robo, ya se están metiendo en las casas y hubo amenazas con armas”.

Además, destacó que el otro problema es que “es imposible hacer denuncias, porque nos dicen que vayamos en otro momento o demoran mucho tiempo y hay problemas con los sumarios”.

En primera persona
Por otro lado, Matías -uno de los damnificados de este viernes-, relató cómo fue el lamentable episodio que le tocó vivir.

“Anoche entraron a mi casa y al rato quisieron entrar a la casa de un vecino; pero ahí la Policía puedo atrapar a un ladrón. Hay mucha delincuencia y la situación se agravó desde el comienzo de la cuarentena, porque una cosa es que te roben cuando la casa está sola y otra es que se metan con uno adentro y te amenacen con un arma, como me pasó anoche a mí”, apuntó.

El hombre insistió en que necesitan mayor presencia policial, al argumentar que “somos más de 5 mil habitantes y tenemos un sólo móvil que no puede responder; y eso que los delincuentes son de San Nicolás, es la gente del mismo lugar”.

Culpas cruzadas
Matías indicó que, ante los reclamos que vienen sosteniendo, “la Policía le echa la culpa al Municipio porque no hay más cámaras de seguridad y también a la Fiscalía porque no los detiene. Pero se van echando las culpas entre ellos y se convierte en un círculo vicioso y nadie nos termina dando ninguna solución”.

Y cerró: “Necesitamos una respuesta inmediata porque la burocracia lleva su tiempo y nosotros seguimos con inseguridad. La gente está con miedo”.