Foto: Todos x Nacho

La noticia fue confirmada por su familia. El joven, que se encontraba internado en una clínica de rehabilitación neurológica en Tanti, fue derivado al nosocomio en Córdoba Capital tras una convulsión. «Gracias a Dios, ya se encuentra estable», expresaron sus allegados.

Ignacio Pereyra es el joven que se accidentó en mayo del año pasado en Avenida del Libertador, tras impactar contra un taxi que giraba en U.

Tras una larga internación en Córdoba en hospitales comunes, Nacho retornó Alta Gracia por un breve período de tiempo. Luego de una importante cruzada solidaria liderada por Un Tatuaje por una Sonrisa, Nacho comenzó su tratamiento en una prestigiosa y onerosa clínica de rehabilitación.

En las últimas horas, su familia confirmó que el joven tuvo que ser trasladado al Hospital de Urgencias tras una convulsión. «Los médicos de la Clínica Rita Bianchi decidieron trasladarlo (…) para más seguridad, para que tenga la atención y se le haga todo lo que necesite. Gracias a Dios, Nacho ya se encuentra estable», expresó su familia.

Cabe destacar que Cintia Navarro, su mamá, manifestó a un medio local que están evaluando la posibilidad de que Nacho continúe su tratamiento en su hogar. «Nuestro miedo es que el pueda llegar a tener una depresión y no poderlo levantar. El estímulo de estar en su casa va a ser algo maravilloso para él, va a seguir teniendo rehabilitación en su domicilio, junto a su familia, sus hermanos, sus seres queridos. El estímulo que le podemos dar nosotros, más allá de su rehabilitación, no se lo va a dar nadie. No lo ayuda su estado anímico. Se pone triste, tenso, es algo que como mamá no puedo seguir aguantando».

Respecto al caso de su accidente, aún no se han tomado medidas al respecto y – según expresaron fuentes a Redacción Alta Gracia – el chofer que protagonizó el siniestro vial junto a Ignacio aún continúa trabajando con normalidad.