11.8 C
Alta Gracia
jueves, julio 29, 2021
spot_img

Desapareció tras recibir dos cartas y viajar de Santa Cruz del Lago a Córdoba

La Nueva Mañana- Roberto Aldo García tiene 66 años y fue visto por última vez el 8 de abril, cuando salió de su casa en la localidad serrana para encontrarse con un supuesto primo en la terminal de Córdoba.

La mañana del 8 de abril, Roberto Aldo García tomó un colectivo Fonobus en Villa Santa Cruz del Lago para reunirse en la terminal de Córdoba con un supuesto primo.

Su esposa y sus nietas le ofrecieron acompañarlo pero el hombre, que tiene movilidad reducida por una lesión en una de sus rodillas, se negó rotundamente. Esa fue la última vez que su familia lo vio.

Dos meses antes, Roberto Aldo recibió una nota, en un sobre de papel madera, escrita a mano, donde el supuesto primo le decía que en los próximos días iba a enviarle otra carta más para coordinar el día y horario de un encuentro para avanzar en un juicio por un asunto familiar.

El 6 de abril Roberto Aldo recibió la segunda nota, que con una prolija caligrafía decía: «Roberto, te esperamos con mi hija el jueves 8 de abril en la terminal de Córdoba a las 12. Después tenemos que viajar a Junín por el juicio. Te esperamos. Luis«. 

El 8 de abril, el hombre salió a Córdoba y nunca más volvió. Sus nietas y su esposa lo llamaron a su teléfono pero siempre las atendió el contestador. Se contactaron con el supuesto primo, a quien buscaron a través de las redes sociales, y éste les dijo que nunca había enviado ninguna carta, que hacía cinco años no se comunicaban, y que además no tenía hijas mujeres, contrariamente a lo que figuraba en la segunda nota.

Después, recibieron una llamada de su abuelo desde su propio celular, donde les decía que estaba bien, que no lo buscaran más, que su primo lo había recogido en la terminal y que estaban en la localidad de Chacabuco, en Buenos Aires, resolviendo un asunto familiar.

Sin embargo, a su familia le pareció extraña la llamada («había eco, se escuchaba como si estuviera en una habitación grande y solo, estaba agitado») por lo que hicieron una denuncia formal por su desaparición el 12 de abril, la cual recayó en la fiscalía de Ricardo Mazzuchi. «Hasta hoy no tenemos novedades, se van a cumplir 15 días de la última vez que lo vimos a mi abuelo y somos nosotras las que estamos investigando porque la policía y la fiscalía no nos dicen nada», contó Gimena, una nieta del hombre desaparecido, a La Nueva Mañana.

En medio de la angustia por no saber nada del paradero de su abuelo, Gimena y su hermana viajaron este martes a Córdoba para reconocer el cadáver de un hombre hallado en el cauce del Suquía, a pocos metros del Centro Cívico, que finalmente no era Roberto Aldo. «Fuimos con mi hermana a la morgue a reconocer el cuerpo, nos pidieron una foto, 95 por ciento de coincidencia nos dijeron. Pero cuando llegamos, no era mi abuelo. Este hombre era de una contextura media y mi abuelo es alto, es blanco, no tiene cejas. Este hombre tenía cutis trigueño. Nos hicieron ir al vicio«, cuenta Gimena.

Y agrega: «Hay muchas cosas que no nos cierran. Nosotras creemos que está en algún lugar contra su propia voluntad. Todos los meses cobra su pensión los días 13 o 14, y nos fijamos en el banco y está toda la plata. Es muy raro. Él nunca dejaba pasar tantos días. Tenemos miedo que le haya pasado algo y necesitamos que nos ayuden a encontrarlo. Que la fiscalía vea las cámaras de seguridad de Córdoba, que rastreen el teléfono de él para saber desde donde nos llamó. No puede ser que hayan pasado casi dos semanas y no haya una sola pista«.

La última vez que fue visto, Roberto Aldo tenía puesto un pantalón negro, camisa blanca, saco gris, zapatos negros y llevaba un bolsito negro con amarillo. Cualquier información comunicarse con la policía más cercana.

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

NUESTRAS REDES

17,882FansMe gusta
5,464SeguidoresSeguir
1,600SeguidoresSeguir

Últimas Noticias