La mujer «curaba» a la mujer de Lito Toranzo y observó cómo el hombre se dirigía al interior de la vivienda para buscar dinero y abonarle. Ella habría entregado al casero, con la falsa información de que poseía grandes cantidades de dinero en efectivo.

El fiscal Ricardo Mazzuchi continúa investigando el homicidio de Julio Prudencio Toranzo, el casero asesinado de un balazo durante un robo en una estancia en Malagueño. En las últimas horas se detuvieron a cuatro hombres, mientras que un quinto acusado se encuentra prófugo.

El lunes pasado, poco después de las 13 horas, Toranzo fue asesinado en su casa ubicada en La Lagunilla, cerca de la planta Holcim. Cuatro delincuentes irrumpieron en la vivienda de los caseros, utilizando armas de fuego para amenazar de muerte a la pareja y exigir dólares, dinero en efectivo y otros objetos de valor.

Este domingo, la división Homicidios de la Policía de Córdoba llevó a cabo allanamientos en diversos domicilios en Alta Gracia, resultando en la detención de cuatro hombres que ahora enfrentan cargos por homicidio en ocasión de robo.

Durante días, los investigadores confirmaron que la mujer de uno de los detenidos intentó vender una moto. Según trascendidos en la causa, semanas antes del crimen, Toranzo y su mujer contrataron a una curandera para un trabajo de sanación, ya que ella padece Parkinson. La curandera, observó cómo Toranzo regresaba con dinero en efectivo para abonarle y creyó que la pareja guardaba dinero en su casa.

La curandera, según la hipótesis, compartió esta información con su pareja, quienes habrían realizado el robo que culminó con la muerte de Lito Toranzo.

Durante los allanamientos del domingo, los efectivos también realizaron un operativo en la casa de la curandera, siguiendo la orden de detención para su pareja. Sin embargo, el hombre ya no estaba en el lugar y ahora figura como prófugo.