Foto La Voz Ilustrativa

El Juzgado de Control y Faltas N°10 de la ciudad de Córdoba ha admitido la acción de hábeas corpus presentada por las autoridades del Centro Vecinal del Barrio Centro para denunciar la apropiación del espacio público por parte de grupos que realizan reclamos y manifestaciones.

El juez Juan Manuel Fernández López ha ordenado que las autoridades competentes tomen medidas efectivas para garantizar los derechos constitucionales de los residentes, trabajadores y transeúntes en un plazo razonable.

El magistrado ha autorizado al Ministerio de Gobierno de la Provincia de Córdoba, a través de la Secretaría de Seguridad y la Jefatura de Policía, a llevar a cabo tareas preventivas para evitar la toma indebida del espacio público, con prioridad en las calles y vías de circulación, y a intervenir de oficio en caso de violaciones flagrantes a la Constitución Nacional y a los Códigos Penal, Procesal Penal y de Convivencia.

También exhortó a los poderes Ejecutivo y Legislativo a considerar la posibilidad de incorporar nuevos dispositivos normativos para regular el uso del espacio público en el contexto de las protestas sociales, previendo la disposición de espacios públicos adecuados para tales fines y la ocupación de vías de transporte para acceder a ellos, así como la exigencia de aviso previo para desarrollar tales actividades.

El juez ha señalado que el hábeas corpus es una herramienta adecuada para garantizar los derechos constitucionalmente consagrados que se han visto afectados por la situación denunciada por los presentantes, y que las autoridades competentes deben hacer cesar cualquier restricción de la libertad que se derive del ejercicio abusivo de las protestas sociales, empleando los medios que les otorga el monopolio estatal del uso de la fuerza pública.

Asimismo subrayó que los pequeños comerciantes también son vulnerables debido a la carga fiscal y laboral, y que la quiebra puede ser causada por la imposibilidad de vender debido al cierre permanente del espacio público.