Por Iván Moreira – Franco Novillo hizo historia para la natación de nuestra ciudad, compitió en el Mundial Universitario en Italia.

Quien conoce a Franco, sabe del esfuerzo y dedicación que le pone a todas las cosas que realiza. Quien no lo conoce, tiene que saber que es de esas personas que no paran hasta conseguir lo que sueñan.

Novillo fue parte de la histórica delegación argentina que participó en Nápoles y que contó con 24 personas, un número altísimo teniendo en cuenta años anteriores.

D9222B77 1EB8 47A3 A63E B61CAF8F6AF8 - Un altagraciense en Nápoles

En cuanto a lo deportivo, Franco Novillo participó en los 50 metros mariposa; 50 metros espalda y 200 metros espalda.

Estas pruebas no son la especialidad del deportista local, igualmente dejo lo mejor de él y pudo completar las series con buenas actuaciones.

431114F8 B5B2 44C5 AF43 60626E00A993 - Un altagraciense en Nápoles

“A nivel mundial, este es el evento más importante a nivel universitario. Estados Unidos, Rusia, Japón por ejemplo, llevan en sus equipos a competidores que después llegan a los Juegos Olímpicos” contó el “cordobe”, apodo que me pusieron sus compañeros por ser el único cordobés dentro de los 24.

1742A10D FBAE 4BEF 8D68 8885BDA1E2EC - Un altagraciense en Nápoles

El saludo del Diego

“Se me puso la piel de gallina cuando entramos al San Paolo con toda la delegación y miles de personas gritaban “Diego, Diego!” Dijo Franco Novillo en referencia a la ceremonia inaugural de la competencia.

Pero eso no fue todo, Diego Armando Maradona, a travez de sus redes sociales, se encargó de agradecer a la delegación argentina:

5BF12577 8F64 43E6 B40C AD38291C4E50 - Un altagraciense en Nápoles

Sin dudas, una experiencia inolvidable para Novillo, quien ya se encuentra volviendo a nuestro país para poder contar en persona las sensaciones que vivió en el viejo continente.

El “cordobés” seguirá peleando para conseguir las metas que se propone; pero sobre todo seguirá soñando, porque ese es el motor que siempre lo ha impulsado a ser un excelente deportista y sobre todo buena persona.