Foto La Voz

Lo decidió el Tribunal que entiende en la causa, en consonancia con el pedido que realizó el fiscal en su alegato el lunes pasado.

Una gran expectativa se generó este viernes en los Tribunales de Córdoba, en el marco de un juicio considerado histórico.

Se trata de la denominada Tragedia de la Circunvalación, que tiene en el banquillo de los acusados a Alan Amoedo, responsable del siniestro vial que provocó la muerte de dos personas y graves heridas a una tercera, todo eso al comando de un vehículo y bajo los efectos del alcohol y las drogas.

TRAGEDIA DE CIRCUNVALACIÓN: LA SENTENCIA CONTRA ALAN AMOEDO

En el inicio de la audiencia de este viernes, se le concedió la palabra al acusado Amoedo. Pidió disculpas en reiteradas ocasiones y dijo que haría lo que pudiera y estuviera a su alcance para evitar lo sucedido.

Fue lo único que permitió el Tribunal pese a que se especulaba con la posibilidad de hablara también la querella.

Finalmente, luego de una deliberación muy corta por parte de los jueces, Amoedo fue considerado culpable en un fallo unánime y sentenciado a 9 años de prisión por homicidio simple con dolo eventual, en consonancia con el pedido que había realizado la Fiscalía el lunes pasado.

En tanto, se ordenó la inmediata detención del acusado. El fallo es histórico para este tipo de causa.

TRAGEDIA DE LA CIRCUNVALACIÓN: TRAS LOS ALEGATOS DEL LUNES, LA SENTENCIA

El lunes, el fiscal de la Cámara 9ª del Crimen de Córdoba, Gustavo Arocena, pidió una condena de nueve años de prisión por homicidio simple por dolo eventual para Alan Alejandro Amoedo (29) como responsable del hecho.

Además, el funcionario solicitó que el acusado sea detenido y que, si es condenado, se le dicte la prisión preventiva.

Las razones argumentadas por el fiscal tienen que ver con algunos indicios demostrados por el acusado, como “haberle mentido” hasta a su psicóloga que no había consumido alcohol y otras sustancias en las horas previas al crimen vial.

Las conclusiones de Arocena fueron encabezadas por un ataque a la “tradición” del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en cuanto a la postura psicológica respecto del dolo eventual.

Esa jurisprudencia ha motivado a lo largo de años que los crímenes viales, más allá de sus características, nunca han sido condenados bajo la forma dolosa. Los jueces se han limitado a sostener que no puede probarse esa representación mental.

En una jornada de emociones fuertes, el querellante Claudio Orosz también realizó un alegato encendido y pidió 20 años de prisión, el decomiso del Volkswagen Vento e inhabilitación absoluta para conducir vehículos.

En tercer turno, el defensor Benjamín Sonzini Astudillo se pronunció en contra de la figura de dolo eventual, pidió que se encuadre el hecho como dos homicidios culposos y lesiones graves culposas, con una pena de tres años de prisión y costas.