Foto: Andrés Duretti

Pareja de artistas y periodista viajan en casa rodante para intercambiar paisajes, costumbres e historia por 16 países durante 8 años. Realizaron una parada de varios días en Alta Gracia, exponiendo en la explanada de la Estancia Jesuítica. Su proyecto cultural, turístico e histórico recorre Argentina y América con obras de arte y elementos gauchescos, mientras comparten su experiencia en redes sociales.

Daniel Cóppola, artista jubilado en taxidermia, y su esposa Gabriela Milykovty, periodista en actividad, han estado recorriendo América en su casa rodante desde noviembre de 2022. La pareja de aventureros ha estado equipando su casa rodante durante los últimos siete años para poder vivir en cualquier lugar, incluso en lugares muy apartados. Su objetivo es intercambiar paisajes, costumbres e historias a lo largo de su viaje por América, que abarcará 16 países.

Su parada en Alta Gracia se extenderá durante unos días, teniendo como base la explanada de la Estancia Jesuítica, donde desplegaron cuadros y están abiertos al diálogo con los vecinos y curiosos.

En sus viajes, la pareja de artistas lleva consigo una colección de 19 pinturas de paisajes de Uruguay, dos esculturas de caballos y una escultura de águila hechas con materiales reciclados, una colección de elementos gauchescos y una pitón Birmania taxidermizada. Además, se han comprometido a promover la protección del ambiente, la fauna y el agua, y las tradiciones y la historia de cada lugar que visitan. La camioneta rodante está equipada con elementos gauchos y es sostenible, ya que reciclan todo, incluso el agua de lluvia.

Hasta el momento, han visitado diez ciudades en Argentina, incluyendo Entre Ríos, Corrientes, Misiones y Santa Fe. Cada exposición en cada destino incluye una colección de pinturas y esculturas, y la pareja de artistas graba todo el viaje, lo que suben a sus redes sociales, como Instagram, YouTube y Facebook, donde cuentan con más de 24,000 seguidores.

Cóppola y Milykovty han estado planificando este viaje desde hace siete años y quieren recorrer tres continentes en ocho años. Empezaron viajando por Uruguay en 2007, donde pintaron un cuadro por cada uno de los 19 departamentos del país. A medida que avanzan en su viaje, embalsaman un animal autóctono de la fauna en cada lugar que visitan y pintan un cuadro de algún paisaje o museo de la ciudad. La pareja de artistas también toma registro fotográfico y fílmico de los lugares destacados en cada región y lo sube a sus redes sociales.