25.6 C
Alta Gracia
sábado, septiembre 18, 2021

Piloto de avión hidrante: “Siempre estamos al límite”

Alfredo Vázquez, uno de los más experimentados de la Dirección de Aeronáutica de Córdoba, dialogó  sobre el trabajo que realiza desde hace casi 20 años. “Es pura y absoluta pasión”, dijo.

Tras una intensa jornada por varios focos de fuego en la provincia de Córdoba, Alfredo Vázquez, uno de los pilotos más experimentados de la Dirección de Aeronáutica de Córdoba, explicó en Cadena 3 cómo lleva adelante su trabajo.

“En todos los incendios estamos al límite y con todos los sentidos puestos”, describió el hombre, de 65 años. “Llevamos una presión interna y un estrés que es necesario para tener los sentidos al extremo”, agregó.

En este sentido, dijo que, por cuestiones de seguridad, el límite nunca se pasa. “No creamos situaciones que creen grandes riesgos”, expresó. “Una emergencia de turbina o de motor en esa zona es gravísima, por lo que nuestros aviones están mantenidos con absoluta eficiencia”, comentó.

Hay que ser criterioso a la hora de tomar decisiones. Es importante no pasarse del límite

Para trabajar con seguridad, los pilotos de los aviones hidrantes están coordinados con los cuarteles que atienden en la zona, “con un apuntador de tiro».

Respecto a la capacidad que tiene cada una de las unidades, dijo que pueden cargar hasta 3.100 litros de agua y tienen la posibilidad de dosificarlos: “Podemos hacer lanzamientos más cortos o más largos”, detalló.

Sobre los últimos incendios que se están dando en la provincia, dijo que nunca había visto algo semejante a lo que ocurrió en Potrero de Garay.

“Sabíamos de las condiciones extremas y estábamos alerta”, dijo, y agregó: “Lo que pasó en Potrero fue explosivo porque se dieron condiciones muy puntuales”, haciendo referencia a los fuertes vientos, la sequía, la falta de humedad y la elevada temperatura.

En este sentido, dijo que el fuego “actuó como un soplete”. “Venía del oeste, bajó directo a Potrerillos y una vez que tomaron fuego las primeras forestaciones fue imparable”.

Posterior a eso, todo lo que quisimos hacer fue imposible

En la zona donde había casas, los lanzamientos de agua fueron a una muy corta distancia. “Tiramos el agua a 20 metros, volamos muy bajo”, contó, y se lamentó: “Ninguno pudo hacer absolutamente nada”.

A pesar del riesgo que corre en esta labor, Alfredo la define como “pura y absoluta pasión”.

“Cuando me subí a apagar incendios fue amor a primera vista. Lo hago consciente de los riesgos a los que estoy sometido”, expresó en este sentido. “La experiencia me da el criterio y la seguridad de hacerlo perfectamente”.

Y cerró: “Cada vez pongo más pilas, realmente amo lo que hago. Además, tengo un apoyo logístico y un grupo humano excelente. Somos un gran equipo”.

Fuente: Cadena 3

Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

NUESTRAS REDES

17,907FansMe gusta
5,603SeguidoresSeguir
1,617SeguidoresSeguir
12 ANOS VACUNACION REDACCION - Piloto de avión hidrante: “Siempre estamos al límite”

Últimas Noticias