Foto: Ministerio Público Fiscal

El criadero, que tenía un perímetro electrificado, estaba a cargo de una veterinaria. En el allanamiento lograron rescatar a 41 perros desnutridos, con sarna y lastimados. No obstante, el Fiscal Diego Fernández ordenó que sean restituidos a la dueña del lugar.

Otra vez un aberrante hecho de crueldad animal en Alta Gracia. En los últimos días se realizó un allanamiento en nuestra ciudad donde se rescataron a 41 perros de raza chica, entre 1 y 3 kilos.

Lo llamativo del caso, claramente en falta de la Ley Sarmiento, es que el lugar estaba a cargo de una veterinaria local. La denuncia realizada por proteccionistas independientes se debía por explotación, criadero clandestino y venta ilegal de animales de raza.

En un principio, tanto proteccionistas independientes como Fundación ADMA, esperaban encontrar en el allanamiento, al menos, 15 animales: había el triple. Cabe destacar que los perros fueron atendidos por un médico veterinario de Policía Judicial, quien constató que los perros presentaban demodexia (sarna), desnutrición, e incluso algunas hembras de hasta 3 años habrían sido sometidas a reiteradas prácticas para que tengan crías en cada uno de los celos.

Los perros quedaron a resguardo de Fundación ADMA, quien en los últimos seis días mantienen a los animales con tratamiento veterinario acorde, algunos ya con visibles mejorías. Cinco de ellos aún se encuentran internados.

El caso quedó a cargo del Fiscal Diego Fernández, quien en las últimas horas habría autorizado a que los animales sean restituidos a su «dueña»: la veterinaria que los había mantenido en situación de maltrato.

En este sentido, Fundación ADMA se constituyó como querellante. En caso de que la Fundación no devuelva los animales a la veterinaria que sostenía este criadero clandestino, podrían imputar a la responsable de ADMA.

«Una vez más la justicia corrupta toma decisiones en contra de los animales sin importarle su estado de salud», expresa una de las proteccionistas independientes.

TE PUEDE INTERESAR