Por María Luz Cortez. Este finde de semana traigo como propuesta una comedia dramática «Dumplin». La palabra en inglés podría denominarse en castellano como «bolita». De esa manera llama a su hija una ex reina de belleza que aún se mueve en el ámbito de los concursos.

Willowdean «Dumplin» Dickson (Danielle MacDonald) es una joven feliz de un pequeño pueblo que tiene obesidad. Trabaja, tiene una mejor amiga e incluso un compañero de trabajo parece interesarse en ella. Siente el rechazo de un sector de la sociedad, pero parece no importarle.

Su madre, Rossie Dickson (Jennifer Aniston) es una mujer atractiva que aún mantiene un cuerpo escultural y cuya vida gira en torno a los concursos de belleza. Distante de su hija, no llega a conectarse con las necesidades.

Para Willowdean, su tía fallecida hace poco tiempo, fue como su mamá y constantemente la recuerda. El descubrimiento de un papel de inscripción a ese concurso que nunca llegó a presentarse por parte de su tía, es el momento bisagra en la que ella decide ingresar al famoso concurso de belleza.

Hasta aquí podríamos decir que, no difiere de otras películas del género, pero hay más. No es la única que se anota para cambiar las reglas del concurso, también lo hacen otras cuatros jóvenes, entre ellas su mejor amiga que cumple con los estándares de belleza. Otra adolescente obesa con un carácter diferente al de Willowdean y una más que quiere tirar abajo el patriarcado.

Es una película para darle una oportunidad y por momentos emocionante. Se puede ver en la plataforma de Netflix.