Leonardo Limia, legislador de Hacemos Unidos por Córdoba y referente del Partido Justicialista de Córdoba, dialogó con este medio sobre la sesión especial que se realizará este miércoles en José de la Quintana, en el Refugio Libertad.

Este miércoles se llevará a cabo una sesión especial de la Legislatura de Córdoba en conmemoración del Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Los legisladores sesionarán en José de la Quintana, en el Refugio Libertad, donde funcionó uno de los centros clandestinos de detención y tortura durante la última dictadura cívico-militar.

Esta sesión especial se enmarca en el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia y estará exclusivamente a abordar este tema, sin ningún otro punto en el temario.

Leonardo Limia, legislador de Hacemos Unidos por Córdoba y referente del Partido Justicialista de Córdoba, en diálogo con Redacción Alta Gracia destacó la importancia que esta fecha sea conmemorada y señaló que la elección de José de la Quintana como sede para la sesión especial al ser el último de los lugares que estaban en manos de los militares durante la dictadura y que ahora alberga actividades sociocomunitarias.

«Me parece que todo este discurso nacional atrasa muchísimo. Desde mi punto de vista, este tema ya no tiene sentido volver a discutirlo. Por un lado me parece que nos atrasa. Por otro lado, me parece que es de un oportunismo político y lo hace más desagradable una actitud así. Creo que muchos de los que hablan son personas que han empezado en la política hace un par de meses atrás o un par de años atrás, y no tienen ni siquiera un panorama claro de eso y lo plantean como una cuestión de volver a hacer un relato» opina Limia.

«Nosotros tenemos en la Legislatura una conformación donde nadie tiene mayoría para plantear quórum, por ejemplo. Entonces eso hace que la gimnasia legislativa sea distinta a la que se venía desarrollando años anteriores. En el momento tan complicado que estamos viviendo la gente lo que quiere realmente es que la política de respuestas y genere todos los instrumentos necesarios para que se pueda salir de esta recesión, de esta inflación, de esta inseguridad que son los problemas más importantes de la gente», expresa, sobre la actividad legislativa en medio de una crisis económica y social.

«La legislatura tiene que ser el lugar donde se debata políticamente, donde haya una amplia libertad de expresión, para que cada bloque político pueda expresarse. Me parece que quedarnos en la discusión política permanente no nos hace bien, menos cuando hay cuestiones en que se privilegie lo personal sobre lo colectivo. Me parece que nosotros tenemos que ir a una legislatura propositiva, que trabaje sobre proyectos, tanto que tengan que ver con cuestiones educativas, económicas, culturales, que signifiquen herramientas que le mejoren la vida a la gente», finaliza.