Merendero Carteluditos. Foto de archivo. (Facebook)

«La gente no tiene día ni horario para preguntar si tenemos un vaso de leche para los chicos», expresa un responsable de un merendero local. Desde otro, aseguran que la gente no tiene para comprarse para sí mismos, por lo que ya no colaboran con donaciones.

La crisis golpea a todos los bolsillos. Pero, también de los grandes afectados por la creciente inflación y crisis económica y social son los merenderos barriales.

Con mayor o menor afluencia de niños, mayor o menor ayuda que reciban, los une un denominador en común: todos asisten a niños que necesitan una taza de leche; y todos se encuentran atravesando un difícil momento.

«Está muy difícil la situación. Faltan cosas básicas. Se va repartiendo a medida que vamos consiguiendo, antes abríamos en un día y horario fijo, ahora lo hacemos cuando vamos consiguiendo», expresa Carlos, del Merendero Carteluditos. Allí asisten entre 45 y 50 chicos, incluso a veces más.

«Tengo 47 niños en mi merendero llamado Pancitas Llenas. Los estamos llenando como podemos, pero estamos muy mal. Mucho sale de nuestros bolsillos, necesitamos donaciones urgente», manifiesta, por otra parte, Mara de un merendero de barrio Parque Virrey.

El punto en común de los merenderos es que la mayoría necesita de leche, azúcar, harina, grasa, mate cocido. Ahora, en época de inicio de clases, tanto Carteluditos como Pancitas Llenas buscan útiles escolares para darles un respiro a las familias a las cuales asisten.

«Está complicada la situación, cada vez se siente más ya que antes la gente nos colaboraba y ahora ni para ellos tienen. No tenemos un número exacto porque ahora están volviendo de vacaciones, pero los que sí cada vez asisten más niños», explica Laura, del Merendero Choca los Cinco, el cual acaba de finalizar una exitosa campaña de útiles escolares.

Además, este último cuenta con la escuelita de fútbol Temperley Virrey (Zabala Ortiz y Américo Aguilera), lunes miércoles y viernes a las 19 horas trabaja la escuela gratuita, donde también se le brinda una merienda a los chicos.

Carlos, de Carteluditos, opina también que ha mermado también la ayuda de la asociación Un Litro de Leche por mes por Alta Gracia, debido a la baja de donaciones.

«La gente no tiene día ni horario para preguntar si tenemos un vaso de leche para los chicos», expresa Carlos.

Para colaborar con azúcar, leche, harina, mate cocido, grasa:

Merendero Carteluditos: Pelícanos esquina Cardenales (barrio La Perla). 3547 50-7328. También reciben útiles

Merendero Pancitas Llenas: Américo Aguilera 1340 (barrio Parque Virrey). 3547 64-0406. También reciben útiles, zapatillas y guardapolvos.

Merendero Choca los Cinco: Intendente Molinari 1921 (barrio Parque Virrey). 3547 30-5431.