Foto ilustrativa: Guía de obra social en Argentina

Según el fiscal Enrique Senestrari, “estarían captando mujeres vulnerables para ofrecerlas como personas gestantes con embriones de quienes demandan ese servicio”

Dos clínicas privadas de la ciudad de Córdoba quedaron bajo la lupa de la Justicia Federal por presunto delito de trata de personas a través de la subrogación de vientre. El fiscal federal Enrique Senestrari ordenó allanar los centros de salud a raíz de una denuncia anónima.

“Estarían captando mujeres vulnerables para ofrecerlas como personas gestantes con embriones de quienes demandan ese servicio”, detalló el funcionario judicial en diálogo con radio Mitre Córdoba. Además, agregó que estas mujeres “no han tenido posibilidad de elegir” y “hubo dinero de por medio”, pese a que está prohibido.

Por esta razón, la principal sospecha es que hace tiempo las clínicas están llevando adelante este delito de trata de persona sumado al lavado de activos. “Son actividades compatibles con la figura de trata, tenemos que ver si la prueba termina de indicar eso”, agregó Senestrari.

De acuerdo a lo que se pudo saber de la investigación, una pareja fue a consultar por dificultades para concebir y tiempo después le habrían pagado a una mujer, que se encontraba en una situación de vulnerabilidad, para alquilar su vientre y gestar el bebé. Serían estas clínicas privadas las que ofrecen estos servicios explotando a mujeres de bajos recursos a cambio de grandes sumas de dinero.

Por el momento no hay imputados y desde la fiscalía de Senestrari no dejaron trascender los nombres de las instituciones, que serían reconocidas en el ámbito de la salud de la capital cordobesa.

Fuente: eldoce.tv