Se trata de un grupo de vecinos que se reúnen a hablar de libros, intercambiarse los mismos, e incluso donarlos a quienes deseen leer y no puedan acceder a un libro. Un espacio abierto donde cualquiera es bienvenido, el único requisito es compartir la pasión por la lectura. Este sábado se reunirán en el Tajamar.

El Club de Lectores «Entre Páginas» de Alta Gracia cumplió el pasado noviembre un año de acción en la ciudad. Todo comenzó como un grupo de WhatsApp entre vecinos, donde se hablaban de libros y se intercambiaban los mismos. El proyecto es liderado por Mariana Della Vedova, junto con Valeria Cortéz y Karina Vega Guardia como co fundadoras.

«Éramos poquitos hasta que hicimos una publicación en el Facebook invitando a la gente que se quisiera sumar. Se sumaron bastantes personas, éramos aproximadamente 150, más o menos. Con el tiempo algunas se fueron yendo, como así también otros fueron entrando», explica Della Vedova en diálogo con Redacción Alta Gracia. «Tenemos gente en el grupo que escribe, que va a talleres literarios, así que siempre es lindo encontrarse con gente que tiene la misma pasión por la lectura», agrega.

Las experiencias

Más allá de los intercambios que se realizan por WhatsApp, el club de lectores realiza jornadas en el Tajamar para hacer la experiencia aún más completa. De hecho, este sábado se reunirán a partir de las 14 para no sólo compartir una tarde de mates e intercambio de experiencias si no también, de donación de libros.

«Siempre llevamos un libro que estemos leyendo. En el caso de que no estén leyendo ninguno, no hay problema. Llevamos libros para donar, libros para intercambiar. Tenemos un poco de stock de libros para donar que siempre llevamos. Los ponemos en un mantel junto a un cartelito donde la gente puede llevárselo si desea. Hemos tenido muy buen recibimiento de la gente», comenta Della Vedova.

En esta ocasión, también pondrán a disposición libros escolares para donar, entendiendo la fecha de inicio de ciclo lectivo y la dificultad de poder acceder al material de lectura escolar.

Respecto a las edades de quienes conforman el club de lectores «Entre Páginas», su presidenta comenta que es variable, debido a que los mismos integrantes a veces llevan a sus hijos, quienes también comparten la pasión de la lectura.

«Tenemos un proyecto de poder llevar libros infantiles y compartirlo con todos los niños que estén ahí en el momento. Una de las ideas nuestras es fomentar la lectura desde los más pequeños sobre todo», adelanta Della Vedova.

El Club de Lectores «Entre Páginas» es un espacio abierto para quien comparta la pasión de leer, tenga la edad que tenga. Intercambiar experiencias, historias, libros, es su objetivo. De allí la iniciativa de que cualquiera puede unirse, como así también el que quiera donar libros tiene las puertas abiertas.