MPF

Se trata de un estanciero, Alejandro Becerra; y dos de sus peones. Se trata de uno de los incendios forestales más grandes en las sierras cordobesas que afectaron un área del Parque Nacional Quebrada del Condorito en 2020.

Alejandro Javier Becerra, de 62 años, propietario de uno de las extensiones de campo más grandes de las Altas Cumbres fue condenado este lunes junto a dos trabajadores de su estancia.

La causa se generó por la quema de pastizales que en 2020 derivó en uno de los incendios forestales más grandes en las sierras cordobesas que afectaron un área del Parque Nacional Quebrada del Condorito.

La sentencia condena a Becerra y a José Adrián Cortez, de 30 años y Carlos Víctor López, de 49, a tres años de prisión en suspenso.

En el caso de Becerra, se ofreció a hacer trabajo comunitario y pagar 3 millones de pesos en cuotas de depósito para la Escuela Padre Liqueno. Por su parte, los dos peones deberán cumplir tareas comunitarias en el dispensario de Icho Cruz.

El primer gran incendio de 2020 en las sierras de Córdoba ocurrió el 17 de mayo en Pampa de Achala, en un campo propiedad de la familia Becerra. Las llamas ingresaron, una vez más, al Parque Nacional Quebrada del Condorito.