Foto ilustrativa

En la sala Alcoba Serrana, la letrista y diseñadora Lucila Vissani dejó plasmadas frases de los siglos XVII y XVIII sobre el rol que cumplía la mujer en época de antaño. Las mismas buscan generar una reflexión sobre el rol de la mujer histórica y actualmente.

Durante el 7 y 8 de marzo, la letrista y diseñadora gráfica Lucila Vissani estuvo interviniendo una de las salas del Museo de la Estancia Jesuítica y Casa del Virrey Liniers. La propuesta cultural se desarrolló en la sala denominada Alcoba Serrana y tendrá una permanencia de alrededor de tres años, que se suma a intervenciones audiovisuales ya instaladas en la sala.

Respecto al proyecto en sí, Lucila Vissani explicó a Redacción Alta Gracia: «vine pintar unas frases referidas a la realidad de las mujeres en el siglo XVII y el siglo XVIII, para que la gente pueda reflexionar y, así, generar un impacto». Lucila es una joven promesa artística de Alta Gracia y ésta se trata de su primera intervención.

La reivindicación femenina en el Museo

«La elección de las frases fue un trabajo que se hizo en conjunto con el área educativa del Museo. Se hizo un trabajo de investigación en donde se ha teorizado sobre lo que supuestamente las mujeres son capaces o no. Elegimos cuatro, entre comillas principales, que son las que consideramos más fuertes para reflexionar», analiza Belén Trucco, del equipo de comunicación de la Estancia Jesuítica.

La elección de la sala para la propuesta artística no fue al azar: Alcoba Serrana tiene que ver con la vida doméstica, la vida a la que antaño eran relegadas las mujeres.

Además, la Estancia Jesuítica ha visto pasar por sus muros miles de mujeres cuya historia actualmente se pugna en reivindicar. Las esclavas negras, la primera directora mujer, e incluso las propietarias de la Estancia, obviadas de la historia local.

«El trabajo de Lucila es fundamental. Primero porque una artista joven, porque es mujer, porque es de Alta Gracia. Es otra generación y está bueno que estas generaciones hoy tengan el camino más allanado de lo que tuvieron las mujeres el siglo XVII. Sabemos que todavía falta en esta lucha, así que esperemos que sirva para para reflexionar», sostiene Trucco.

«Me siento muy contenta, es la primera vez que hago una intervención en un Museo y en el marco del Día de la Mujer, la verdad que me pone feliz», finaliza Lucila Vissani.

La intervención estará permanente en Alcoba Serrana, dentro del Museo de la Estancia Jesuítica y Casa del Virrey Liniers y se podrá acceder de manera gratuita, junto al resto de las instalaciones de la institución.