Foto captura video Cba24n.

Por Andrés Oliva- La familia Romero de barrio 23 de abril se contagió de Covid-19. En medio del aislamiento más estricto comenzaron a jugar y simular la competencia televisiva, pero a través de los estados de Whatsapp.

Daniela Trejo contó en Crónica Matinal, por Canal 10, cómo empezó «esta locura de Gran Hermano con coronavirus».

«Esta familia siempre fue muy unida, humilde, amorosa y fiestera», describió.

Cuando empezó la cuarentena, los integrantes de la familia Romero debieron estar separados y alejados.

«Veíamos esto de la pandemia tan lejano y hasta a veces decíamos que era todo mentira, todo política, hasta que nos tocó de cerca. Internaron a nuestra abuela con un cuadro de neumomia, a los dÍas nos dicen que era covid positivo, se nos vino el mundo abajo  y ahí empezaron los hisopados», continúa relatando la complicada situación que atravesaron.

«El primero en dar positivo fue Sergio (pareja de Daniela) por lo cual tuvimos que hacernos todos los integrantes de la familia. Empezaron a dar los resultados y los integrantes de mi casa dimos positivo», recordó.

Otro de los familiares que dio positivo y es grupo de riesgo fue Ezequiel (cuñado de Daniela) ya es trasplantado de hígado.

«Los días pasaban y estábamos bien, todos asintomáticos. Hsta que nos dicen que la abuela estaba mal, que había empeorado», lamentó.

A ello se sumó que «Ezequiel se empezó a sentir mal y desde el COE decidieron llevarlo a una clínica para internarlo»..

«Los que quedamos en la casa estábamos bien de salud pero anímicamente destruidos», recordó.

Entonces, ante la falta de solidaridad de ciertos vecinos y compañeros del trabajo, la familia y amigos cercanos decidieron buscar una forma de superar el mal trance, de mejorar el ánimo de la familia. 

Ahí surgió la idea de Mayra (la Pelufa, como la apodaron). A ella se le ocurrió empezar con las nominaciones, donde abrieron la participación al voto de la gente (166 personas votaron a través de Whatsapp).

La «salida» de la casa de la perdedora levantó el ánimo,  hizo reír, y permitió que la familia pasara las horas más rápido.

«La gente re prendida a esta parodia de Gran Hermano», destacó Daniela.

Finalmente, pasaron los 14 días de aislamiento estricto y obligatorio. Entonces, los integrantes de la familia dieron negativo en los hisopados. Ezequiel se recuperó en la clínica, aunque la abuela no pudo.

«Nos dieron el alta. Todos negativos, una felicidad enorme excepto por nuestra abuelita que seguía internada…y lo peor que nos podía llegar a pasar, ocurrió… la Abuela se fue al cielo», lamentó.

«Pero todo esto que nos pasó, nos había vuelto tan unidos, tan fuertes… que pudimos y supimos recordarla con los momentos buenos vividos», valoró.

Es el testimonio de esta familia cordobesa que le sucedió la peor situación en esta pandemia y lograron sobrellevarla de este modo: jugando al Gran Hermano.

«Lo único que se extraña en esta cuarentena es la familia, los verdaderos amigos, dar un abrazo, poder compartir un mate, un charla,las cosas simples, el amor».

Fuente: Cba24n