Se trata de dos mujeres que impartían cursos que supuestamente involucraban manipulación psicológica a través de clases relacionadas con «Reiki» y cuestiones espirituales o sanadoras.

Este miércoles se han revelado nuevos detalles en relación a la investigación de la causa conocida como la «red del manosanta», un grupo dedicado a prácticas de sanación en Alta Gracia. Tras la detención la semana pasada del líder de la organización, Fernando Soria, de 58 años, ahora se han revelado las imputaciones contra dos mujeres que colaboraban estrechamente con él.

Fernando Soria, conocido como el director de la «Escuela de la Divina Sabiduría», la «Escuela de la Divina Naturaleza», la «Fundación Energías del Tercer Tiempo», «Energía Consciente-Sanador de Luz» o «Tu Hermano en la Luz», según lo revelado en sus publicaciones en redes sociales, enfrenta cargos relacionados con delitos contra la integridad sexual y la libertad. Tras su detención, la investigación ha continuado su curso y se han imputado a dos mujeres que trabajaban para Soria.

Según la Justicia, estas mujeres, identificadas como «maestras», impartían cursos que supuestamente involucraban manipulación psicológica a través de clases relacionadas con «Reiki» y cuestiones espirituales o de sanación.

El fiscal Alejandro Peralta Ottonello, quien había pedido la detención de Soria, avanzó con diversas medidas probatorias en relación a la causa: declaraciones de víctimas, pericias, análisis de los secuestros de documentación y soportes informáticos por parte de personal técnico de Policía Judicial.