Foto Nicolás Bravo / La Voz

Será trasladada desde el penal de mujeres de Bouwer, con un operativo especial de custodia.

Brenda Agüero, la enfermera acusada de las muertes de bebés en el Hospital Materno Neonatal, declara este miércoles ante el fiscal Raúl Garzón, quien dispuso un mecanismo especial de custodia para su traslado desde el penal de mujeres de Bouwer a Tribunales.

Agüero declarará en forma presencial, como lo solicitaron sus abogados Luis Pareja y Luis Obregón, quienes se opusieron a que primero se haga el peritaje interdisciplinario psicológico, psiquiátrico y ambiental. Los defensores de Agüero solicitaron que declare primero, a pesar de que un primer momento habían aceptado el orden que había establecido Garzón, de hacer primero los estudios que tienen que determinar, entre otras cosas, si es imputable, para los cuales hay designados peritos oficiales y de cada una de las partes.

Agüero llegará a la fiscalía imputada por “homicidio calificado por uno de procedimiento insidioso, en dos casos”. En traducción del lenguaje judicial: se la acusa de suministrar, vía inyección, sustancias tóxicas a dos bebés -los que murieron en la guardia del 6 de junio-. Se le atribuyeron, hasta el momento, solo dos muertes porque son los únicos casos en los que hay autopsias que confirmaron exceso de potasio. Sobre las otras tres muertes, ocurridas el 18 de marzo, el 23 de abril y el 23 de mayo y otros ocho casos en los que los recién nacidos se complicaron sin explicación clínica pero sobrevivieron, aún no hay imputaciones.

Aunque no fue confirmado por la fiscalía, Agüero podría llegar a Tribunales II a media mañana, alrededor de las 11.

Tras la indagatoria, Pareja y Obregón anticiparon que pedirán que se levante el secreto de sumario. Según entienden los abogados defensores, Garzón sólo podría dilatar 10 días más, tras la declaración de la acusada, dar acceso completo al expediente a las partes.

El abogado que representa a cuatro mamás que perdieron sus bebés en el Neonatal entre marzo y junio de este año, Carlos Nayi, cree que todavía falta un poco más para que se levante el secreto de sumario, porque los tiempos a Garzón le empezarán a correr una vez que tome declaración indagatoria a todas las imputadas. Además de Agüero, están acusadas de omisión de deberes de funcionario público la exdirectora del Neonatal, Liliana Asís; la exjefa de Neonatología, Martha Gómez Florez; y la médica Adriana Moralez.

En otra causa, están siendo investigados el exsubdirector del Neonatal, Alejandro Escudero Salama, junto con el fiscal Guillermo González y el director del Instituto de Medicina Forense, Moisés David Dib, denunciados por Garzón porque tuvieron una reunión -aparentemente el 16 de mayo- en la que se habría compartido lo que estaba ocurriendo en el hospital y eso no dio inicio a ninguna actuación judicial.

Fuente. La Voz