Luego del violento asalto en un kiosco del centro, comerciantes se congregaron en Plaza Solares y luego marcharon hasta el Departamento Ejecutivo.

A pocos días de las elecciones municipales, donde la campaña parece haberse centrado en la inseguridad, comerciantes locales decidieron marchar este martes para manifestarse. La movilización tuvo su raíz en un violento asalto a mano armada a un kiosco de Arzobispo Castellanos y Urquiza este fin de semana.

Se trataba de un grupo de unas 70 personas, entre comerciantes y vecinos. Al marchar por las calles hasta el Departamento Ejecutivo, fueron recibidos por funcionarios municipales y por el intendente Marcos Torres.

Cabe destacar que esta semana, Torres se reunió con el gobernador electo Martín Llaryora, para gestionar la creación de la policía municipal, la incorporación de más móviles, y un Centro Operativo más eficiente.