Foto: Prensa Gobierno de Córdoba.

Comunicado de Prensa. El ministro de Salud advirtió que los casos positivos de Covid-19 continuarán en aumento. Insistió en la importancia de mantener las medidas de prevención. La cartera sanitaria valoró que la comunidad aprendió a convivir con la circulación del virus.

El ministro de Salud, Diego Cardozo, junto a la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, Gabriela Barbás y la referente del Programa Provincial de Prevención del Suicidio, Alejandra Rossi, encabezó este jueves la presentación de la situación epidemiológica en la provincia de Córdoba.

Tal como se reporta diariamente, los números demuestran que continúan en aumento los casos positivos de Covid-19, con un total de 12.547 en todo el territorio provincial. Actualmente hay 5.982 casos activos.

En este sentido, Cardozo reconoció el acompañamiento de la comunidad e instó a continuar con las medidas de prevención del virus. “Estamos en un momento crítico, le pedimos a la gente que nos siga acompañando”, dijo.

“Quiero agradecer -continuó- a toda la comunidad el esfuerzo que viene haciendo desde hace seis meses; que hoy haya más de 300 localidades sin casos no es casualidad. Es producto del sacrificio, el esfuerzo y de una construcción colectiva. En eso están todas las áreas sociales y gubernamentales involucradas”.

En la presentación, se resaltó que la cartera sanitaria trabaja con mucha atención especialmente en las comunidades cerradas, en las que durante agosto se reportó un incremento de contagios.

Al respecto, el ministro expresó: “Nuestros principales indicadores, aquellos que nos hacen encender la alarma, son la posible incidencia del virus en las comunidades cerradas –geriátricos, residencias para mayores, cárceles, neuropsiquiátricos, centros de rehabilitación, entre otros-; así como el porcentaje de ocupación de camas críticas”.

Cardozo insistió que es fundamental que la población continúe con las principales medidas de cuidado y prevención: uso del barbijo, distanciamiento social, lavado frecuente de manos y reducir en lo posible los contactos personales.