Foto Redacción Alta Gracia. Archivo

En una sorpresiva marcha de los afiliados a la Asociación Trabajadores del Estado en las puertas del Ejecutivo y luego en Plaza Solares, exigieron el reconocimiento del gremio en el municipio. «No me voy a dejar extorsionar», les respondió el intendente Marcos Torres.

En un miércoles de sesiones ordinarias previo a las elecciones del próximo domingo, un grupo de miembros del gremio con sede en Córdoba se presentaron con bombos y platillos en calle Belisario Roldán frente al Ejecutivo para solicitar que el intendente reconozca al gremio como un actor más en la mesa de relaciones laborales.

Con corte de calle mediante el intendente Marcos Torres atendió al secretario general del Gremio y, visiblemente enojado, dijo que cortar la calle también perjudica a comerciantes y vecinos que también son trabajadores y, ante esta modalidad, «no me voy a dejar extorsionar».

Por ordenanza el único gremio reconocido para representar a los trabajadores municipales es el SITRAMAG (Sindicato de Trabajadores Municipales de Alta Gracia) quienes eligieron autoridades en los primeros meses de este año. La propuesta de Torres hacia el gremio fue que se dirijan por las vías legales que crean convenientes para realizar el planteo o que se presenten en el Concejo Deliberante para avanzar en la modificación de la ordenanza – que data de 1980-

Cabe destacar que llamó la atención a propios y ajenos una manifestación de estas características a pocos días de las elecciones municipales.