El equipo técnico del Ministerio de las mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación brindó una capacitación sobre el SICVG. El mismo funciona a través de una aplicación web que sistematiza los datos de las personas en situación de violencia.

Córdoba se sumó al Sistema Integrado de Casos de Violencia por Motivos de Género (SICVG), gracias a la capacitación brindada por el equipo técnico del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación en colaboración con el Ministerio de la Mujer de la provincia. Los equipos de trabajo de 7 Polos Regionales y 152 Puntos Mujer de Córdoba recibieron la formación necesaria para implementar y aplicar el SICVG y el Sistema Único de Registro de Denuncias por Violencia de Género (URGE).

«El equipo de profesionales del Área Familia y Punto Mujer Alta Gracia participó de la capacitación brindada por el equipo técnico del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad sobre el SICVG, dónde se explicó como usar el sistema para el registro único y federal de casos de violencia de género», aseguró Valeria Amateis, Subsecretaria de Equidad y Género, a Redacción Alta Gracia. «Esta información cargada en el sistema permitirá migrar datos en los casos que sea necesario y permitirá seguir avanzando en políticas de prevención, asistencia y protección a mujeres en situación de violencia de género», agregó.

Según la información brindada por el Gobierno de Córdoba, el SICVG funciona a través de una aplicación web en la que se aloja un padrón integrado de personas asistidas y consultas que se identifican por tipo y número de documentos de la persona en situación de violencia. Tiene un doble propósito: sistematizar la información con un enfoque estadísticos y ser una herramienta de consulta, articulación y seguimiento.

Además, en una reunión encabezada por la Ministra de la Mujer, Claudia Martínez, se estableció como prioridad poder generar diálogos para institucionalizar el Observatorio Provincial de Femicidios y Violencias por razones de Género, a fin de seguir avanzando en políticas de prevención, asistencia y protección a mujeres en situación de violencia de género. Como así también la construcción de una agenda interinstitucional sobre la intervención de asistencia a familiares, hijos e hijas en casos de violencias extremas, con perspectiva de género. También, se propuso la articulación entre el Servicio Penitenciario, el Centro Integral de Varones y las Universidades, para la intervención respecto de agresores privados de la libertad.

A nivel local, según expresó Amateis, «el paso siguiente será la firma de convenios con el Ministerio de la Mujer de la Provincia de Córdoba y los Municipios para hacer efectivo el registro en el sistema federal».