Foto Mi Valle

El accidente fatal ocurrió el 5 de noviembre cuando viajaba con el plantel de reserva del club Deportivo Casino en una combi que fue impactada frontalmente por una camioneta Hilux. En el incidente murieron cinco personas: dos adolescentes futbolistas, el padre de uno de los chicos, y los conductores de ambos vehículos.

Después de un mes de hospitalización, uno de los sobrevivientes de la tragedia de los futbolistas en la ruta S-253, a la altura de Despeñaderos, logró contar lo que sucedió aquella fatídica tarde.

El incidente ocurrió el 5 de noviembre cuando viajaba con el plantel de reserva del club Deportivo Casino de Río Tercero en una combi que fue impactada frontalmente por una camioneta Hilux. En el accidente murieron cinco personas: dos adolescentes futbolistas, el padre de uno de los chicos, y los conductores de ambos vehículos.

José Pérez, uno de los chicos quien sufrió una fractura expuesta de tibia y peroné, compartió su experiencia en un medio televisivo. Recordó claramente los eventos de ese domingo, desde el grito de advertencia: «¡Nos van a chocar!» hasta sus esfuerzos por ayudar a otros y las preguntas que formuló mientras estaba en el hospital. Durante su internación, la visita de algunos compañeros de equipo, a pesar de estar heridos, le brindó tranquilidad: «Cuando me desperté, estaba en shock y preguntaba si estaban vivos, ese era mi miedo. Poco a poco me contaron cómo fue la situación», recordó.

Hasta el momento, las investigaciones apuntan hacia la maniobra realizada por Iván Kozykariski, el conductor de la camioneta que perdió la vida en el accidente. El fiscal Alejandro Peralta Ottonello busca determinar si conducía bajo la influencia del alcohol.