Foto Municipalidad de Alta Gracia

En el marco del #NiUnaMenos en Alta Gracia se realizó un encuentro entre autoridades municipales y de la Policía de la provincia a fin de avanzar en materia de prevención de violencia de género. En la misma, la voz la tuvieron los hombres, dejando para el decorado a las mujeres referentes del área de familia, mujeres policías y de la Subsecretaría de Género y Equidad.

Según se informó a través de un comunicado de prensa, la reunión que se llevó a cabo en las oficinas del Ejecutivo fue para avanzar en un proyecto de articulación entre distintas instituciones, a fin de reforzar y dar respuestas a la problemática de violencia de género y familiar en la ciudad. Delitos que superan a los cometidos por robos, por ejemplo.

El proyecto en sí es muy auspicioso.

Sin embargo, como mujeres, trabajadoras y periodistas que integramos el espacio de la “Mesa de Género” impulsada por el mismo gobierno local, no deja de llamarme la atención la ausencia- en este día tan particular- de las mujeres en una mesa donde fueron los hombres los “encargados” de llevar la voz sobre esta iniciativa.

“De la reunión participaron el Comisario de la Departamental Santa María Diego Cambronero, el Secretario de Salud, Desarrollo y Equidad Mariano Agazzi, el Secretario General, Federico Bengolea, la Subsecretaria de Género y Equidad Valeria Amateis, e integrantes de Policía de Proximidad, Área Familia y Punto Mujer”, continúa el comunicado.

Claramente son la mayoría hombres y con esta pequeña escena se pueden observar dos cosas: 1- Deberían replantearse los cupos femeninos e incluso el cupo trans para ocupar cargos. 2- Y la Subsecretaria de Género, Valeria Amateis, ¿no podría haber encabezado esta reunión teniendo en cuenta el día claramente simbólico?. Parece que no.

Ni estos días los hombres quieren dejar de ser hombre para hablar sobre la violencia que sufren muchas mujeres, las que incluso terminan con su vida.

No hay ni un espacio de “día femenino” para que las mujeres tengamos nuestra propia voz. Valeria Amateis, Noemí Oliverio y muchas más en el gobierno, las mujeres comisarias, mujeres que asisten diariamente a los llamados de auxilio por algún hecho de violencia familiar en los barrios, mujeres bomberas, mujeres del 101 que asisten a mamás desesperadas que- del otro lado de la línea- piden ayuda. No. Esas mujeres hoy no “¿pudieron?” explicar este proyecto. Hoy no fueron voz. De los 365 días del año, sólo uno o dos días, las mujeres, no binarias, trans, diversas, no tienen VOZ.

reunion proyecto violencia 1 - 3J: En el Ejecutivo las mujeres también fueron silenciadas
Foto Munciipaalidad de Alta Gracia

Desde este medio hemos celebrado la conformación de la “Mesa de Género” para capacitarnos y tener un canal de consulta y trabajo conjunto entre los medios de comunicación y los diferentes estamentos del Estado a fin de poder abordar, de manera responsable, todo lo ateniente a violencia de género, vulneración de derechos en niños, niñas y adolescente, suicidios, etc. Hoy este espacio no funciona más.

Por otro lado, otro espacio que comenzó como un lugar para llevar adelante políticas de género fue el Consejo Municipal de la Mujer. Otro chasco que se intentó “ensuciar” con política partidaria y hoy se quiere remontar con algo parecido.

Sin embargo, desde hace años diversas organizaciones  sociales pidieron y elevaron proyectos al Concejo Deliberante para declarar la “Ley de Emergencia en Violencia de Género”. Entre los argumentos de estos proyectos estaba el de generar políticas interinstitucionales para el “alerta temprana” sobre casos de violencia.

En esta reunión de hombres se abordó – entre otros- esta cuestión. Pero ¿dónde estaban las organizaciones de mujeres que venían pidiendo que se avance sobre estas cuestiones para no llegar a problemas mayores?

Se podría argumentar que la fuerza de la lucha y la insistencia lograron que finalmente, quienes tienen el poder de llevar adelante tales políticas, lo pongan en la mesa de discusión. Para mí es ver el vaso medio vacío.

Siguiendo con el análisis del comunicado de prensa, explican “según datos del Observatorio “Ahora que sí nos ven”, en Argentina se cometieron 104 femicidios en 2022: 1 femicidio cada 28 horas, 75 intentos de femicidios en lo que va del año, y 4 Transfemicidios/travesticidios”.

¿Pudieron ser voz las organizaciones Trans en Alta Gracia para poder acompañar o hablar sobre lo que pasa en la comunidad en cuanto a los abusos, el sistema de salud que también los excluye, la violencia que sufren en las calles, el cupo trans?. No.

En síntesis. La violencia también es simbólica cuando se silencia la palabra del otro. El 3J, el 8M, el 25N son los días claves para que podamos alzar la voz en todos y cada uno de los espacios que ocupamos.

Hombres: ¿se pueden correr un toque?